TALENT 
MANAGER
CONSTELACIONES ORGANIZACIONALES 
Problemas aparentemente complejos pueden tener soluciones muy sencillas
SYSTEMIC 
CONSULTING
 
 
COACHING SISTÉMICO
 
 
 
La utilización práctica de las Constelaciones Organizacionales en las Empresas es muy variada. Una de las formas utilizadas es a través de Talleres abiertos a los que asisten empresarios, directivos, ejecutivos, empleados, etc. de distintas empresas. Algunos vienen con sus propios temas para que sean tratados de una forma abierta, utilizando representantes que no se conocen entre sí. 
 
Esta forma es muy potente y eficaz. El Cliente se convierte en observador y, a través de las reacciones de los representantes y del dialogo con el Facilitador, puede ver donde está el problema o bien qué decisión debe tomar para mejorar las situación de la empresa. 
 
Es cierto que a muchos clientes no les gusta tratar temas reservados o confidenciales con personas que no conocen. En estos casos, se utilizan las Constelaciones “ciegas” o “escondidas”, quiere decir, la información que el Cliente suministra al Facilitador y a los representantes es mínima o casi nula. Otra alternativa é dar la información únicamente al Facilitador, y que los representantes y asistentes no estén al corriente del tema. De esta forma se consigue proteger la confidencialidad. 
 
Sin embargo, cada vez son más los clientes que solicitan que se trabaje con ellos de una forma totalmente individualizada y personalizada. 
 
En este caso, se utilizan las Constelaciones Organizacionales dentro de la propia empresa utilizando distintas fórmulas en función de la problemática de la empresa: se puede hacer un trabajo individualizado con el Gerente, con el Director, con el Responsable de un área, con un empleado, y también se puede realizar un trabajo en el que participen los empleados de la empresa, y con un grupo externo como representantes ajenos a la empresa. 
 
El trabajo individual (Coaching Sistémico), es decir, solo con una persona, se puede realizar con Figuras de Plástico específicamente diseñadas para las Constelaciones o bien con otros objetos que se encuentran habitualmente sobre la mesa de despacho del cliente (plumas, lápices, grapadora, clips, llaves, post-it, etc.). Estas piezas se van colocando sobre la  mesa y se mueven en función del diálogo entre el Cliente y el Facilitador.
 
 
En este coaching sistémico también se utilizan cartulinas o trozos de papel que representan los diferentes elementos del sistema (anclas). El cliente coloca las cartulinas en la sala, en el despacho, en un lugar que siente que es el adecuado, y con la orientación del Facilitador, se van colocando una encima de la otra. El Facilitador conduce al cliente en un proceso para que se vaya resolviendo y aclarando el tema propuesto. 
 
La gran ventaja del coaching sistémico es que no son necesarias muchas sesiones: normalmente es suficiente una sesión. Se puede realizar una segunda sesión tres meses más tarde, en caso de que en ese espacio de tiempo haya habido un cambio sustancial en el contexto del tema inicialmente tratado, o bien si se quiere tratar otro tema. 
 
Esta metodología también puede ser utilizada como “coaching de grupo” y “team building”, donde se obtienen excelentes resultados: las relaciones entre todos (empleados y directivos) mejoran sensiblemente, se crea un verdadero espíritu de equipo, las relaciones profesionales se hacen más fáciles. 
 
En estos casos, se realizan muchos ejercicios sistémicos para todo el grupo, si bien también se puedan hacer algunas Constelaciones sobre temas externos (clientes, proveedores, competencia, nuevos mercados, nuevas áreas de negocio, etc.). 
 
Esta metodología también es muy eficaz para temas de supervisión en empresas de consultoría, para vendedores, para profesionales en contacto con clientes o proveedores liberales, para “coaches”, etc. 
 
Es importante destacar que esta metodología se puede aplicar prácticamente en todas las áreas de negocio, en una gran variedad de temas, cuestiones o problemas (consultenos y sorpréndase con los resultados).